PLAN ESTRATÉGICO DE COLLSEROLA: REFLEXIONES DESDE LA ECOLOGÍA

El Parque de Collserola es una joya que muchas metrópolis desearían. A pocos kilómetros de más de tres millones de personas, ocho mil quinientas hectáreas de bosques y otros sistemas naturales o seminaturales gozan de protección bajo la figura del plan especial del parque. La continuidad y la mejora de las funciones ecológicas, económicas y sociales de Collserola deben ser objetivos irrenunciables para la ciudadanía, los gestores del parque y los políticos de las muchas administraciones involucradas.

Collserola

1. Collserola tiene vocación de parque natural.
2. Un parque natural es una entidad muy diferente de un parque urbano. La principal diferencia radica en que en los parques naturales la intervención humana es mucho menor, y el papel de los procesos naturales muy mayor, que en un parque urbano.
3. Los espacios naturales, incluidos los parques naturales, deben ser grandes para poder generar los bienes y servicios ecológicos que nos suministran gratuitamente.
4. La persistencia y la integridad ecológica de un espacio natural se ven facilitados cuando mayor sea el espacio, y se ven crecientemente comprometidas cuando más se recorte la superficie del parque y cuando majors sean las presiones antropogénicas en las fronteras exteriores e interiores (si existen) del espacio.
5. Dada su ubicación en la metrópolis barcelonesa, el parque de Collserola tiene un uso público intenso y diversificado. Este uso público es una de las razones de ser del parque y contribuye a la calidad de vida de los ciudadanos que disfrutan. Sin embargo, el exceso de frecuentación en algunas áreas, y ciertas actividades especialmente agresivas con el medio o simplemente ilegales son una amenaza para los ecosistemas del parque.
6. A pesar de esta vocación de uso público, es importante tener presente que los espacios naturales también son útiles aunque no se utilicen. No es necesario ni deseable que todos los lugares del parque sean accesibles a la gente. Las zonas no accesibles tienen un papel destacado en la persistencia de especies, comunidades y procesos ecológicos.

parco_collserola
7. El aislamiento ecológico es una de las principales amenazas para el mantenimiento de los ecosistemas y de la riqueza biológica de Collserola.
8. El aislamiento ecológico de Collserola es creciente debido a la expansión urbanística y la proliferación de infraestructuras. Reducir este aislamiento debe ser uno de los objetivos principales del Plan Estratégico.
9. Las plantas o sus genes también se desplazan: la conectividad ecológica no es importante sólo para los vertebrados terrestres sino también para las plantas y los invertebrados.
10.Para mantener la diversidad genética de poblaciones semi-aisladas, como muchas de las de Collserola, lo que es importante es que entren organismos procedentes del exterior.
11. Inversamente, parques como Collserola pueden actuar como “repobladores” debido a la emigración de individuos nacidos dentro del parque hacia otros territorios.
12. La reducción del aislamiento ecológico de Collserola requiere forzosamente mirar más allá de los límites del parque. Hay especialmente implementar (y donde sea necesario, restaurar) un sistema de conexiones ecológicas que garantice el mantenimiento o recuperación de los flujos ecológicos (de organismos, de genes, de materia y de energía) entre Collserola y: (1) la cordillera prelitoral ; y (2) los otros macizos de la cordillera litoral.

7cea717f8a715b47be4062d3fdd25836_crop
13. El problema más acuciante para el mantenimiento de las conexiones ecológicas de Collserola se encuentra en el contacto entre el parque y la llanura vallesana. Aún quedan zonas agrícolas y agroforestales importantes en la llanura vallesana que tienen un papel clave como área de alimentación, como hábitat, como conector ecológico y como zonas tampón.
14. El Plan Estratégico de Collserola debe fijarse como objetivo de máxima prioridad conservar (y donde sea posible y deseable, recuperar) las zonas agrícolas y agroforestales de la llanura del Vallès situadas en contacto con el parque o en sus proximidades .
15. La mayor amenaza actual para el mantenimiento de la conectividad ecológica de Collserola es el desarrollo del Centro Direccional, en el municipio de Cerdanyola del Vallès. El desarrollo urbanístico masivo proyectado en esta zona liquidará 340 hectáreas de cultivos de secano que constituyen la última gran ventana rural que le queda a Collserola y culminará el aislamiento ecológico del parque respecto la llanura vallesana y la sierra prelitoral.

Ferran Rodà
Catedràtic d’Ecologia de la Universitat Autònoma de Barcelona Investigador del CREAF (Centre de Recerca Ecològica i Aplicacions Forestals)

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>